Sábado de Gloria

Sábado de Gloria

Sábado silencioso también lo llaman. Después de dos ajetreados días de juicios, martirios y crucifixiones, Jerusalén fue sumida en un silencio tenebroso. A ojos humanos parecía una derrota de Jesús, pero Dios le llama de otra forma. Le llama procesos y tiempos perfectos.

Tiempos que a menudo nos cuesta entender, pero que pasados, nos dejan clara la soberanía y autoridad de Dios.

¿Cuántas veces has estado en situaciones que parecía que el cielo había quedado en silencio? ¿Cuántas veces has pensado que ahora sí que se había terminado todo?

Este sábado existe para recordarnos que para Dios no hay nada imposible. Los judíos pensaban que un cuerpo estaba realmente muerto después de 3 días y por eso el cielo dejó este “Sábado Silencioso” en medio, para asegurarse que cuando llegara el Domingo, nadie tuviera ninguna duda de que la Luz resplandece en las tinieblas y las tinieblas jamás podrán apagarla.

La realidad es que, según leemos en la Biblia, aunque bajo nuestra perspectiva humana parecía que todo estaba en silencio, Jesús bajó hasta los infiernos para arrebatar las llaves que le pertenecían y aplastar al enemigo de una vez por todas. Aunque a veces parezca que todo está en silencio, Dios no se olvida de nosotros. Él pelea y nos protege.

Ten fe. En este sábado aprende a confiar en que, aún en los tiempos de silencio, Dios siempre vence y nos da su victoria.

Comentarios

Te puede interesar