Adorando al Rey • El verdadero significado de la Navidad
El verdadero significado de la Navidad

El verdadero significado de la Navidad

En esta época de Navidad en que todos estamos de fiesta y preparando regalos para nuestros seres queridos, nos estresamos por circunstancias que sentimos nos impiden celebrar como quisiéramos; problemas familiares, enfermedades, problemas económicos, etc. Muchas veces nos enfocamos en dar el regalo perfecto pero nos olvidamos que el regalo más preciado que nosotros podemos recibir, no se puede comprar en ningún sitio, no podemos hacerlo nosotros mismos, ni hay nada que podamos hacer para mercerlo ni ganárnoslo. Ese regalo nos lo ofrece Dios.

En esta época del año celebramos el nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios. Dios, por Su inmenso amor hacia nosotros, envió a Jesús para ser el medio por el cual podemos recibir ese regalo que Él nos ofrece; la Salvación a través de Su Hijo Jesucristo.

El verdadero significado de la Navidad es el amor. Juan 3:16-17 dice:

De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

El verdadero significado de la Navidad es la celebración de este increíble acto de amor.

La verdadera historia de la Navidad es la historia de Dios hecho hombre en la Persona de Jesucristo. ¿Porqué hizo Dios tal cosa? ¡Porque nos ama! ¿Porqué fué necesaria la Natividad de Cristo? ¡Porque necesitábamos un Salvador! ¿Porqué nos ama Dios tanto? Porque Él mismo es amor. (1 Juan 4:8). ¿Porqué celebramos la Navidad cada año? Por gratitud hacia Dios por lo que hizo por nosotros, conmemoramos y celebramos Su nacimiento obsequiándonos regalos unos a otros, para adorarlo y también para acordarnos de los pobres y los menos afortunados.

El verdadero significado de la Navidad es amor. Dios amó a los suyos y proveyó el camino – el único Camino – para que pasemos la eternidad con Él. Dios dio a Su único Hijo para ejecutar en Él el castigo por nuestros pecados. Él pagó el precio completo y por eso estamos libres de condenación cuando aceptamos este regalo gratuito de amor.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8)

Comentarios

Te puede interesar