El Circo de la Mariposa

El Señor cumplirá su propósito en mí (Salmos 138:8)

No parece justo, ¿verdad? Pablo pasó la segunda mitad de su vida sirviendo a Cristo, pero experimentó sufrimiento constante. ¿Por qué permitió Dios que uno de sus siervos más fieles sufriera tanto? A veces, pensamos que el Señor debe proteger de adversidades a sus fieles seguidores, pero no siempre lo hace.

Tal vez nuestro razonamiento está al revés. Pensamos que los cristianos fieles no merecen sufrir, pero desde la perspectiva de Dios, el sufrimiento es lo que produce cristianos fieles. Si todos tuviéramos vidas fáciles sin oposición, pruebas o dolor, jamás conoceríamos a Dios realmente, pues nunca tendríamos necesidad de Él. Nos guste o no, la adversidad nos enseña mucho acerca del Señor

Cuanto más grande es la dificultad más grande es la gloria

Comentarios

No te pierdas